sábado, 2 de mayo de 2009

RESEÑA HISTORICA

La Fundación Nueva Esperanza se fundo el 6 de Mayo de 1999 por iniciativa de catorce familias de las cincuenta que participaron en la toma de la vereda El Arenoso el 5 de Octubre de 1998 a cinco kilómetros del municipio de Neiva.
Posteriormente estas familias se trasladaron a Neiva y se tomaron un lote en la comuna 1 al lado de los antiguos patios de Tránsito y en esta lucha de reubicación se dieron procesos jurídicos con el gobierno llegando a la conciliación para construir 120 viviendas para las familias pertenecientes a la Fundación Nueva Esperanza y a la Fundación Solidaridad y Justicia. De esta lucha se obtuvo también la compra de 8 predios rurales para 77 familias y a través de Gestión y presentación de propuestas a través del Comité Departamental para Atención Integral a la población desplazada se logró canalizar $3.000.000 millones de pesos para ejecutar 770 proyectos productivos en el 2001 con recursos de la FUPAD, Gobernación del Huila y la Red de Solidaridad Social ahora conocida como ACCIÓN SOCIAL, proyectos que por la falta de experiencia laboral urbana y por el insuficiente acompañamiento psicosocial y empresarial para asegurar el mercado de los productos fracasaron la mayoría de los proyectos.
La misión de la Fundación Nueva Esperanza es la lucha por los derechos humanos, y la reivindicación de los derechos de las familias en situación desplazamiento forzado, para lograr la estabilización socioeconómica y Reparación Integral de las más dieciséis mil familias reasentadas en el Departamento del Huila.
La Fundación Nueva Esperanza ha venido albergando en su segunda etapa al Asentamiento contiguo al Barrio Falla Bernal denominado “Asentamiento Nueva Esperanza” recuperando territorio baldío en la zona verde y en los lotes de engorde de INFIHUILA a orillas del Río Magdalena en la Comuna 1, en un principio 17 familias desplazadas desde hace cuatro años gestionando ante el Gobierno en todas sus instancias la reubicación en vivienda digna, otra en reubicación rural y todas con la esperanza de recursos para formar sus propias empresas productivas de vida, fue así que al año de gestión sin obtener frutos se realizó la primera vía de hecho en la toma de las instalaciones del INURBE el 31 de Julio de 2003, se concilio y se desalojo con el compromiso de que se iba a canalizar el Subsidio Nacional a través de esa entidad. La reubicación de nuestras familias se ha venido gestionando prioritariamente ante el Gobierno Municipal a raíz del riesgo eminente que presenta el asentamiento por su situación geográfica y por el alto grado de invernabilidad que por estas dos causas se han tenido experiencias de deslizamiento y daños en los cambuches como la perdida de pertenencias de los habitantes cuya situación de riesgo ha sido certificada por Planeación Municipal y la Oficina de Prevención de Desastres.
Por otro lado la Fundación Nueva Esperanza está gestionando la reubicación de 39 familias que viven en cambuches en el Asentamiento Brisas del Río contiguo al barrio Falla Bernal, que hacen parte del tercer proceso de reubicación urbana para las familias en situación de desplazamiento forzado a través de vías de hechos.
Así mismo la Corporación Jurídica Yira Castro con sede en la ciudad de Bogotá, es la encargada de asesorar a líderes de la población en situación desplazamiento forzado que hacen parte de la Fundación Nueva Esperanza y a líderes de otras organizaciones que tienen nexos con nuestra fundación para asesoramiento de procesos. Hacen parte líderes de los municipios de Palermo, la Plata, Campoalegre, Hobo, Saladoblanco, Pitalito, Altamira, El Pital, Yaguará y las Organizaciones que convergen dentro de la Mesa Departamental de Fortalecimiento.
Igualmente nuestra fundación hace parte de la Corporación Nacional de Desplazados, a la cual convergen fundaciones, asociaciones, líderes de todo el país en las mismas condiciones nuestras.
Dentro de las acciones encaminadas por nuestra organización esta la actuación de tipo jurídico para la exigencia del cumplimiento de los derechos a través de Derechosa de Petición y Acciones de Tutela, herramienta constitucional en conexidad con los derechos fundamentales que ratifican la Honorable Corte Constitucional a través de sus sentencias y Autos reglamentarios ya que han sido insuficientes el accionar de nuestros hechos a través de la movilización, participación en los diferentes espacios interinstitucionales y las vías de hecho ante la ausencia de un estado social de derechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada